Mallorca es uno de los destinos turísticos más cotizados de España y Europa, la isla tiene las mejores playas paradisiacas de todo el contienente, entretenimiento para niños, jóvenes y adultos, hoteles de lujo y posadas muy hermosas. Es un lugar perfecto para vacaciones en familia, entre amigos o a solas con tu pareja, ya que tiene opciones para todos los gustos.

Esta isla es la más grande del archipiélago balear y esta característica hace indispensable el uso del automóvil para trasladarse alrededor de ella y así conocerla como es debido. Ahora bien, existen una gran cantidad de destinos que conocer, tanto en el patrimonio de la ciudad como las paradisíacas calas; en este articulo te enseñaremos las mejores rutas en Mallorca para disfrutar con tu coche, para que viajes con un plan vacacional establecido y puedas disfrutar de las maravillas que la isla proporciona.

  1. Ruta 1: Serra de Tramuntana

Lo mejor de dos mundos, mar y montaña; son aproximadamente 80 kilómetros de montaña donde disfrutaras de hermosos paisajes y tesoros culturales increíble por cada pueblo pintoresco que tiene la ruta. Por esta ruta se encuentran cuatro de los pueblos más atractivos de la isla.

El recorrido empieza en Palma de Mallorca, donde en primer lugar te encontrarás con Puigpunyet, un hermoso pueblo de casas de piedra. Después de esta primera parada, verás la Granja de Esporles, una gran casa que te regalará un viaje al siglo X. Luego de ese mágico viaje, el siguiente destino imprescindible es Valldemossa, un pueblito bastante intimo ya que está protegido del mundo exterior por sus grandes montañas verdes; entre sus opciones de entretenimiento y turismo esta visitar el museo de Frederic Chopin y George Sand, el museo Municipal, la Cartuja de Valldemossa, el mirador y una gran cantidad de callecitas de piedra y plazas llenas de flores.

Luego de Valldemossa te toparás con Deía, un pueblito bastante tradicional conocido como el pueblo de los artistas, ya que muchos decidían residenciarse allí por querer disfrutar siempre esas hermosas vistas al mar, pequeñas playas y calas. Por esta misma ruta llegas a Soller, una localidad situada justo en medio de un valle de naranjas, puedes recorrer esta localidad en auto o estacionar y coger el famoso tranvía de madera de más de un siglo. Para terminar con la ruta, se recorren unos 30 kilómetros más para llegar al punto más alto del norte de la isla: el Cabo de Formentor.

  1. Ruta 2: Es Trenc – Playa d’Es Caragol – Faro de Ses Salines

No tienes que hacer un viaje al Caribe para encontrarte con playas con aguas cristalinas y arena blanca, visitanto Es Trenc te darás ese gustazo en la misma España. Es Trenc es un espacio íntimo, alejado de la zona turística, simplemente rodeado de playa y pinos, perfecto para relajarse y alejarse del mundo con ese hermoso paisaje.

La siguiente parada inevitable es la playa de Es Caracol, todo un paraíso con dunas que se extienden más de un kilometro tierra adentro para liego regalarte un hermoso mar azul con arena blanca. Por último, pero no menos importante, el Faro de Ses Salines (a pocos metros de Es Caragol) es perfecto para finalizar el día y disfrutar de un hermoso atardecer. Desde allí podrán deleitarse de una impresionare vista de la isla de Cabrera, de todo el regalo natural que brinda esta ruta y el hermoso mar azul que se funde en el horizonte.

  1. Ruta 3: Estellencs – Torre de Verger – Andratx – Port Andratx – Camp de Mar

Esta ruta comienza desde el noroeste de la isla. Empezando desde Estellencs, donde podrás disfrutar de una de las calas más bonitas de toda la isla, en el camino es obligatorio hacer parada en la Torre de Verger que es uno de los mejores miradores de Mallorca. Luego de estas dos paradas, continua el camino para llegar a Andratx, este es una de las localidades más antiguas de la isla, caracterizadas por sus calles estrechas y pintorescas que hacen el paso mucho más encantador.

Una vez culminado ese tercer recorrido, continua 5 km más hacia Port Andratx, donde encontraras un puerto pequeño con una preciosa vista. Una vez finalizada la parada, podrás seguir la tura de regreso a Palma, pero antes deberás hacer una última parada en Camp Mar, una zona muy refinada y aclamada por las celebridades

  1. Ruta 4: Port de Pollensa – Port d’Alcudia – Platges de Muro – Can Picafort

Esta ruta es ideal si quieres disfrutar de mar y arena, recorriéndola encontraras las playas más populares del este mallorquín. Saliendo desde Palma, te dirigirás hasta Port de Pollensa que es un destino rodeado de pinos, palmeras y una gran variedad de cafés, restaurantes y hoteles maravillosos. En este destino podrás disfrutar de actividades como el ciclismo, recorrer el paseo de los pinos, una caminata por el valle de Bocquer o la Ruta de Piedra en Seco, entre otras. Una curiosidad de este lugar es que es uno de los destinos predilectos de los británicos, incluso, la famosa novelista Agatha Christie se inspiró en esta localidad para escribir “Problem at Pollensa Bay”.

Una vez que hayas disfrutes de las divinidades de Pollensa, debes hacer tu respectiva parada en Port de Alcudia, una ciudad histórica amurallada que se encuentra en el norte de Mallorca y que fue la capital de la isla durante la ocupación romana. Esta es una de las zonas turísticas más amplias de la costa norte y su playa es una extensión de arena de aproximadamente 10 km.

Continuando el recorrido hacia Can Picafort, te encontraras con una de las playas más turísticas de Mallorca: Playa de Muro. Este es un destino de aguas cristalinas, tranquilas y poco profundas, perfecta para los niños. Por ser una bahía tan grande, encontraras restaurantes, hoteles y un sinfín de servicios para hacer tu día de playa maravilloso.

  1. Ruta 5: Cuevas de Artá – Cala Millor

Otra de las rutas imperdibles es la de las Cuevas de Artá, situadas al noreste de la isla cerca de la playa de Canyamel. Las cuevas tienen la particularidad de tener diferentes cámaras cuyos nombres están inspirados en “La Divina Comedia “ de Dante Alighieri: el infierno, el purgatorio y el paraíso. Es un espectáculo de sonido y luces de una intensidad y apariencia espectaculares. Si tomaste el tiempo de trasladarte hasta la cuevas puedes aprovechar también para dar un paseo por el pueblo de Artá.

Desde Artá emprendemos camino hacia la paradisiaca Cala Millor, una extensión de casi 2 km de blanca arena y un paseo marítimo de en sueño, parte de esta hermosa costa está declarada como reserva natural y por supuesto es uno de los destinos que más roba corazones en esta isla. Es perfecta para todo el mundo, sobre todo para un viaje familiar, por eso no puedes dejar de incluirla en tus planes al visitar Mallorca.

  1. Ruta 6: el interior de Mallorca.

Pero no todo es playa, sol y arena, esta isla cuenta con infinidades de lugares turísticos, pueblitos pintorescos, restaurantes, antiguos molinos y bodegas. Por eso te recomendamos también visitar las rutas de vino de Binissalem, las factorías y mercado de pieles de Inca o los encantos de Ariany.